Microrelatos de Almería

Añoranza

En territorio de sirenas mi boca se inunda de sabor a mar, de mi tierra, Almeria. Naufragando con la resaca de corrientes entre mis piernas aún logro distinguir el Sol sempiterno que marca la salvación. Y mientras me hundo, ya la echo de menos…

 

Anuncios